Empieza una nueva andadura en My Fish Room con nuestro blog queremos manteneros informados sobre novedades y como no seguir con nuestra labor divulgativa para que cada día tengáis menos dudas que resolver.

En esta y sucesivas publicaciones nuestra intención es aportar información sobre los aspectos básicos y más importantes a tener en cuenta para disfrutar de acuarios viables y sanos a largo plazo. Información sobre plantas, peces, materiales decorativos, novedades y un largo etc.

Cuando os planteáis montar vuestro primer acuario os surgen infinidad de preguntas y dudas. Esto no debería desanimaros ni impedir que sigáis adelante con vuestra ilusión de empezar a disfrutar del maravilloso mundo de la acuariofilia.

Por lo tanto, que mejor forma de empezar que dando los 8 consejos básicos para que vuestro primer acuario sea un completo éxito.

1.- Obtener información completa y fiable:

Es el primer y más importante de todos los consejos que os puedo dar. Antes de iniciar el montaje de vuestro primer acuario es de vital importancia obtener toda la información necesaria y resolver todas las dudas que tengáis. Los mejores lugares para obtener esa información serán los libros y el comercio especializado.

Es cierto que hoy en día hay un acceso rápido y fácil a la información, pero esto puede jugar en vuestra contra. Seleccionar un solo lugar para obtenerla y que éste sea contrastado será la mejor decisión que podáis tomar. Os preguntaréis ¿Cómo elijo una fuente de información fiable? Es tan sencillo como ver la trayectoria del informador y la coherencia que demuestre en sus publicaciones o consejos.

2.- Hacer un presupuesto del montaje y mantenimiento de vuestro acuario:

Saber cuánto os vais a gastar en el acuario de vuestros sueños siempre es importante pero también lo es conocer el gasto mensual que os acarreará su mantenimiento.

Os ayudará mucho realizar un presupuesto de los elementos básicos para llevar a cabo vuestro proyecto: acuario, filtración, iluminación, elementos decorativos, aditivos…… Haciendo esto evitaréis que el proyecto quede incompleto o finalizado, pero sin el resultado deseado.

También es importante saber que gasto supondrá el mantenimiento de vuestro acuario: gasto en consumibles (comida y aditivos), gasto energético y agua usada. Éstos serán inevitables y pueden hacer inviable nuestro acuario a largo plazo si no pueden asumirse.

3.- Seleccionar un tamaño adecuado de acuario:

Es fácil caer en la confusión y llegar a pensar que un acuario pequeño será más sencillo de mantener. Ante esta afirmación siempre suelo utilizar la siguiente frase “la mejor elección será el acuario más grande que os podáis permitir”.

A la hora de adquirir un acuario hay dos limitantes a tener en cuenta, el primero será la inversión monetaria que se pueda realizar y el segundo el espacio físico del que disponemos para ubicar el acuario.

Lo más importante para que nuestro acuario sea un total éxito es que seamos capaces de mantenerlo estable, a mayor tamaño de acuario más estabilidad se conseguirá. Por lo tanto, el mejor aliado para un principiante será un acuario de la mayor capacidad posible. Los acuarios a partir de 60 litros serán los más apropiados. Acuarios de menos de esa capacidad deberán ser evitados.

4.- Tener una filtración correcta:

Es fácil caer en la confusión y llegar a pensar que un acuario pequeño será más sencillo de mantener. Ante esta afirmación siempre suelo utilizar la siguiente frase “la mejor elección será el acuario más grande que os podáis permitir”.

A la hora de adquirir un acuario hay dos limitantes a tener en cuenta, el primero será la inversión monetaria que se pueda realizar y el segundo el espacio físico del que disponemos para ubicar el acuario.

Lo más importante para que nuestro acuario sea un total éxito es que seamos capaces de mantenerlo estable, a mayor tamaño de acuario más estabilidad se conseguirá. Por lo tanto, el mejor aliado para un principiante será un acuario de la mayor capacidad posible. Los acuarios a partir de 60 litros serán los más apropiados. Acuarios de menos de esa capacidad deberán ser evitados.

4.- Tener una filtración correcta:

El corazón del acuario es el filtro, elegir un filtro suficientemente potente y cargarlo de material filtrante adecuado es muy importante.

Hay gran variedad de opciones en el mercado y habitualmente resulta difícil elegir la opción correcta, estos son los aspectos a tener en cuenta:

  • Potencia: un filtro siempre deberá mover el volumen total del acuario al menos 5 veces a la hora.
  • Material filtrante: vuestro filtro deberá incluir, o tener la opción de añadir, material filtrante biológico en cantidad suficiente. En este material se alojarán las bacterias que se encargarán de mantener vuestros acuarios estables y con un aspecto inmejorable.

5.- Hacer un ciclado correcto:

En la acuariofilia la paciencia será la mejor virtud que podréis atesorar y la impaciencia el mayor defecto que os lastrará.

El primer momento en el que tendréis que armaros de paciencia será durante el ciclado, tiempo en el que vuestro acuario se poblará de bacterias necesarias para la estabilidad del mismo, este proceso durará al menos 4 semanas.

El ciclado se deberá realizar utilizando bacterias que se añadirán al agua declorada del acuario según las indicaciones que os proporcione su fabricante. Durante el tiempo que dura el ciclado estas bacterias se irán alojando en el material filtrante biológico que tenéis en vuestro filtro.

Durante el tiempo que dura el ciclado NO se pueden introducir peces en el acuario ya que habría un riesgo muy alto de que murieran.

Si este proceso no se realiza correctamente vuestros acuarios serán inestables e insalubres para sus habitantes.

6.- Seleccionar correctamente las especies de peces:

Es obvio que lo más ilusionante de tener vuestro propio acuario es elegir los peces que vais a mantener. Es fundamental para la viabilidad del proyecto elegir correctamente las especies y las cantidades de ejemplares de cada una de ellas.

En este momento es cuando suele ser más difícil no equivocarse ya que seguramente os gusten muchas especies diferentes. Muchas de ellas incompatibles entre sí y con necesidades y tamaño que difícilmente podréis satisfacer. Tendréis que hacer un esfuerzo de contención para dejaros guiar por la razón y no por el espíritu del coleccionista. Os doy un ejemplo de referencia: en un acuario de 120 litros no sería aconsejable mantener más de 5 ó 6 especies diferentes.

Para seleccionar las especies tendréis en cuenta dos elementos: parámetros químicos del agua y tamaño del acuario.

En primer lugar, deberéis analizar el agua del acuario para obtener los valores químicos de la misma. Conociendo pH, KH y GH podréis ya sea utilizando un atlas de peces o yendo a vuestro comercio de confianza hacer una preselección de especies.

En segundo lugar, el tamaño de vuestro acuario será un limitante a la hora de elegir especies. Debéis tener en cuenta el tamaño adulto de los ejemplares seleccionados ya que vuestro objetivo es poder mantenerlos a lo largo de toda su vida cómoda y dignamente. Aquí hago un pequeño inciso para aclarar la afirmación que dice: “los peces crecen en función del tamaño del acuario”. Esto es totalmente FALSO.

Averiguar la cantidad total de peces que puede mantener vuestro acuario es también fundamental para su éxito y no es tarea fácil. Mi recomendación es que os dejéis guiar por un profesional de confianza. No os dejéis guiar por esta regla que seguro os suena: “un centímetro de pez por cada litro de capacidad del acuario”. Es totalmente ERRÓNEA.

7.- Evitar la sobrealimentación:

La alimentación de vuestros peces será muy importante para la salud general tanto de ellos como del acuario.

Un pez tiene un estómago de tamaño muy pequeño por lo que, proporcionando una cantidad muy reducida de alimento, mucho menos de lo que normalmente pensáis, estará perfectamente nutrido.

Habrá que dar un alimento de tamaño y formato adecuado a las especies mantenidas y nunca podremos permitir que queden restos de alimento en el fondo del acuario. Un exceso de alimentación generará muchos residuos que harán que el acuario sea inestable y pondrá en peligro la vida de vuestros peces.

8.- Ser constante:

Si al principio de este artículo hablaba de que la paciencia es uno de los pilares de la acuariofilia el otro es la constancia.

El trabajo como acuarista no termina cuando el acuario está montado y lleno de peces.

De hecho, es ahí cuando empieza todo.

Vuestro acuario y sus habitantes dependen al cien por cien de vuestra atención y cuidados. Sin ellos lamentablemente dejarán de ser viables y terminarán muriendo.

Realizar cambios de agua semanales es una tarea fundamental y bajo ningún concepto habrá que eludirla.

Hacer el mantenimiento del sistema de filtración de forma adecuada; limpiando cuando su caudal de salida disminuya y siempre utilizando agua sacada de vuestros acuarios. El control químico del acuario será otra tarea que deberéis realizar asiduamente y sin excepción ya que los parámetros químicos pueden variar en cuestión de horas. Estas variaciones afectarían a la salud de vuestros peces.

Montar un acuario es abrir una ventana hacia la observación de la naturaleza y nos brinda la oportunidad de disfrutar del ciclo de vida completo y pleno de sus habitantes.

Ser conscientes de la responsabilidad y trabajo que conlleva satisfacer las necesidades de sus habitantes es primordial para que podáis disfrutar durante años de vuestro acuario.

Saludos desde My Fish Room y ánimo a todos aquellos que estáis pensando en montar vuestro primer acuario.

Youtube My Fish Room

Comments (0)

No comments at this moment
Producto añadido a tu Lista de deseos

Este sitio utiliza cookies. Al continuar navegando, acepta nuestro uso de cookies.